abemus: El futuro de la alimentación

9 Sep 2016

Imagina que estamos cenando juntos y te digo que para poder comerte ese tomate, se necesitan 13 litros de agua para producirlo y que para la copa de vino que tienes a tu izquierda se han necesitado 120 litros de agua… no es tanto ¿verdad?

 

Pero, ¿qué me dirías si te digo que para esa hamburguesa se han necesitado 2.400 litros de agua?

 

2.400 litros de agua para una simple hamburguesa. 

 

Pero eso no es todo. Te voy a dar otros datos que te parecerán increíbles:

 

Las vacas emiten más gases de efecto invernadero que el transporte: representando el 23% de las emisiones de metano. 

 

Además, hoy utilizamos el 30% de la superficie de la tierra para el ganado. Eso es mucho espacio teniendo en cuenta que cada 4 días la población mundial aumenta en 1 millón de personas.

 

El sector cárnico se enfrenta a un difícil desafío: aumentar la producción y al mismo tiempo, reducir las emisiones. Parece imposible ¿verdad?

Existe una manera de conseguirlo: cultivar carne a partir de células madre. 

 

La carne del futuro.

 

En el año 2013, conseguimos crear las primeras piezas de carne: una hamburguesa cuyo coste de producción ascendía a 245.000€. Un precio un poco alto, pero que en 2020 se logrará igualar al precio de la carne tradicional.

Se calcula que la carne cultivada en laboratorio utiliza un 45% menos de energía.

 

Emite un 90% menos de gases de efecto invernadero.

 

Y requiere un 99% menos de tierra.

 

Se trata de una carne con menor proporción de grasas saturadas y colesterol, y no necesita antibióticos ni aditivos artificiales, por lo que será más sana.

 

Hasta será sabrosa… Imagina la combinación de sabores que se podrán “cultivar": carne a las finas hierbas, a la mostaza, con miel, a la naranja...

 

Hasta aquí todo bien… lo malo es la letra pequeña:

 

La carne cultivada requiere un 98% menos personas empleadas para producirla...

 

Y ese 2% encargado de hacerlo tendría que estar altamente cualificado.

 

El ganadero de hoy será un bioingeniero mañana.

 

La innovación y las disrupciones generan avances y soluciones increíbles, pero existen efectos secundarios: se calcula que por cada millón de empleos que destruye la tecnología, solo se crearán 20.000 y estos serán de muy alto valor añadido.

 

Cómo se repartan los ahorros que generen estas disrupciones, definirá la sociedad del futuro. O un modelo de ganador único, o uno en el que todos ganan. 

 

 

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload